BIOGRAFÍA

¿DÓNDE NACISTE?

En La Plata, Buenos Aires, Argentina.

¿CUÁNDO EMPEZASTE A TOCAR?

Un día escuché a un amigo tocar un cover de Bob Dylan con su guitarra y quedé atónito. Desde ese momento no paré de tocar. Tenía 13 años.

¿CON QUIÉN ESTUDIASTE?

Empecé estudiando con un profesor de mi barrio, Tato García. En ese entonces las clases variaban entre tocar canciones y aprender de a poco sobre teoría musical. Recién a los 20 años conocí el mundo profesional de la música a través del sesionista Ariel Pozzo, excelente guitarrista de rock que me transmitió su conocimiento y me alentó a dar mis primeros pasos profesionales. Años después me encaminé hacia el jazz y también la música autóctona argentina. Tuve el honor de conocer a Alejandro Moro, “un grande entre los grandes”. Su amplitud musical y el gran vocabulario sobre la guitarra jazz que maneja me siguen nutriendo día a día. En cuanto al lenguaje musical, debo destacar la labor de María del Carmen Aguilar y su equipo, con los que aprendí a decodificar este hermoso arte.

¿DÓNDE TOCASTE?

Tuve la suerte de tocar en muchísimos lugares tanto de la escena porteña como en el exterior (alrededor de 60 escenarios). Los más significativos fueron el Teatro Tronador de Mar del Plata, el helipuerto del Rompehielos ARA Almirante Irizar y el centro de convenciones del Hotel Barceló en Tulum, Mexico.

¿CON QUIENES TRABAJASTE?

He trabajado con distintos tipos de músicos, grandes artistas y sesionistas, algunos de ellos son: Roxana Amed, Jorge Lopez Ruiz, Mario Corradini, Guillermo Roude, Osi Tejerina, Roly Ureta (Miguel Mateos), Alan Ballan (Lali Espósito), Pablo Caputto, entre otros.